CIUDAD VERDE Y LIMPIA PARA LA SOSTENIBILIDAD AMBIENTAL

por 8 Ene, 2020

Por ser una de las ciudades más poblada de las islas del Mar Caribe, y siendo una de las zonas más vulnerables ante los efectos del Cambio climático, Santo Domingo debe construirse de manera armónica, coherente y sostenible.

Promovemos la creación de un Fondo Verde, una alianza público – privada que será manejado por el Jardín Botánico Nacional, con la finalidad de desarrollar pequeños parques comunitarios y jardines verticales en diferentes zonas de la ciudad, mantener los parques urbanos existentes e implementar un arbolado adecuado en las aceras y los espacios públicos, generando un paisaje urbano de calidad.                                                             

Se sembrarán árboles, plantas y arbustos para propiciar una infraestructura verde como sistema natural de salud, ayudará a purificar el aire que respiramos, combatir el calor y disminuir la temperatura de la ciudad; esta medida favorece la creación de un hábitat amigable con los animales. Se construirá un albergue animal para luchar contra el maltrato y el abandono de animales domésticos.

Se propone un pacto económico y ambiental del subsuelo para sanear y proteger la red de aguas subterráneas de la ciudad, por su impacto en la calidad del agua y la salud de la población en general. Las avenidas de mayor circulación deberán de contar con sistema vanguardista de drenaje y alcantarillado con una capacidad volumétrica más alta.

La cultura ambiental será un pilar importante en nuestra gestión. Involucraremos una nueva generación de niños y niñas en el cuidado del medioambiente; desde la educación básica, formaremos un Super escuadrón ambiental para promover el reciclaje, la limpieza y el ornato de las escuelas, los hogares y sus entornos.

Desde el territorio, generaremos un sistema efectivo de recogida para separar y reciclar los residuos orgánicos e inorgánicos. Se creará una Red de Centros de acopios para que las comunidades intercambien sus desechos plásticos por dinero en efectivo. Estarán ubicados principalmente en los sectores cercanos a los Ríos Ozama e Isabela y en los alrededores de las cañadas y arroyos. Para que sea efectiva, esta propuesta debe trabajarse junto a los demás ayuntamientos del Gran Santo Domingo. Con el reciclaje, pasaremos del caos de la basura a la industria de los residuos sólidos.

Proteger los recursos naturales de la ciudad es un reto común. Se debe reducir la producción de basura, cumplir con las normas de ornato y limpieza, gestionar adecuadamente los desechos desde el origen de la fuente hasta la disposición final.

¡Construir una Capital limpia para una Dominicana limpia es una tarea de todos!